Google Website Translator Gadget

dimecres, 19 de gener de 2011

Comparación entre la eyaculación e Internet




La base de la Sociedad de la Información somos los tíos, así es....

La cantidad de información que pasa durante una eyaculación es infinitamente mayor que la que viaja a través de los más veloces dispositivos de conexión.

Desde hoy los hombres pueden estar orgullosos de las prestaciones de su órgano genital. Obviamente no por una suerte de banal machismo. Pero saber que el pene es muchísimo más eficiente que los más recientes inventos tecnológicos, es motivo de satisfacción.

Quien sostiene esta extravagante y gratificante hipótesis es un oscuro estudioso, quien se preocupa por demostrarla con incontestables cálculos científicos en mano.

Ante todo hay que partir de algunas sumarias consideraciones de biología. El genoma humano está formado por unas 3.120.000.000 parejas de adenina-timina y guanina-citosina. Hay cuatro diferentes posibilidades de combinación, que pueden ser representadas utilizando dos bits (00, 01, 10, 11). En un espermatozoide está la mitad del genoma (la otra mitad es la del óvulo femenino), es decir 1.560.000.000.

Durante una normal eyaculación se producen y envían millones de espermatozoides. Considerando un valor bajísimo, pesimista, de 200.000 espermatozoides, el cálculo es simple: 1.560.000.000 x 2 bits x 200.000, de lo cual resulta la fantástica cantidad de 624.000.000.000.000.000 de datos o, dicho en otros términos... ¡78.000 Terabytes!

¿Y la amplitud de banda? ¡Simple! Tomando en cuenta que una eyaculación dura alrededor de cinco segundos, basta hacer la división y se obtiene el fantástico ancho de banda del pene: ¡15.600 Tbps! ¡Los más poderosos backbones de Internet, con sus "miserables" 0,005 Tbps resultan literalmente humillados!

Lástima que no entre en detalles como:

- los típicos problemas de conectividad
- la tarifa plana
- grandes ventajas de la multiplexación de canales (aunque a la
propietaria de la tarifa plana no le guste)
- origen del término enfermedades de transmisión sexual
- las muy viejas cuestiones: ancho de banda, thoroughput (es decir:
rendimiento), distancia sin atenuación, etc.
Publica un comentari a l'entrada