Google Website Translator Gadget

diumenge, 24 de febrer de 2013

Me gustan las reglas




Las reglas, las listas y el orden. Las normas y los principios ¿Que por qué? Porque el orden es civilización y cultura. Porque el caos -como tantas cosas- está asquerosamente sobrevalorado, los sandbox son un coñazo y la barra libre es para marujas wannabes. Mejor dame un menú, una historia y un número de habitación.

Porque en las listas el caos se viste de grana y oro, porque en tu lista mandas tú y porque demonios, hay cosas que son importantes y cosas que no. Y ha llegado el momento de plantarlas en negro sobre blanco.


Nº 1: Hay 2 clases de mujeres, las que pierden el culo por James Franco y las que no. Huye de las primeras.

Nº 2: Se deja propina. Alta, si has sido feliz. Es una cuestión de etiqueta, respeto y civilización.

Nº 3: Exceso antes que mesura. Nunca dejes nada en el plato, es una falta del respeto al cocinero y a ti mismo.

Nº 4: ¿Casio dorado? Bajo ningún concepto.

Nº 5: Las pelis en VO, el gin tonic sin limón y la carne cruda. Living a pelo. Crudofilia a tope.

Nº 6: Las mujeres de caderas anchas son de fiar. Dios no da puntada sin hilo.

Nº 7: Botellón nunca. Jamás. Bajo ningún concepto ni excusa de edad, costumbres o lereles.

Nº 8: “La vida pone a cada uno en su sitio”. Soberana gilipollez, en tu sitio te pones tú solito.

Nº 9: Ryanair nunca, jamás, en ningún caso ni escenario. Es una cuestión de higiene y salud mental. La tuya.

Nº10: “Vivir deprisa, morir joven y dejar un bello cadáver”. No, vivir lento, morir viejo y dejar un cadáver gordo y exhausto.

Nº11: Dukan tu puta madre.

Nº12: O sí o no. Los “no lo tengo claro” te los puedes meter por el culo.

Nº13: Huye de la gravedad. De los grandes titulares, la intensidad y la jodida razón pegada en la frente. Conquista lo sencillo.

Nº14: No se felicitan los cumpleaños por Facebook. Eso es de trepas y cursis. Descuelgas el puto teléfono y marcas su número.

Nº15: Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. Un amigo va por delante. Siempre.



Hay cosas que son importantes y cosas que no.

Por eso -tan- importante etiquetarlas y poner cada una en su cajón. Ahí, con su post-it amarillo y el “Esto no es importante” rotulado con el Staedtler permanente de los cedés y los besos en la pizarra de la cocina. Porque ya no tenemos tiempo ni energía ni putas ganas de perder un minuto más con las cosas y -sobre todo- las personas que no merecen la pena.

Nº16: Querer no es poder. Poder es poder y poco tiene que ver con el querer. A Dios gracias.

Nº17: Lo imposible es imposible, no hay que darle más vueltas. Cosas posibles, sencillas, cosas que sí.

Nº18: Bueno y barato no existe. O es bueno, o es barato.

Nº19: Escribió Duke Ellington:”En esta vida quien no tiene swing, no tiene nada“. Pues eso, solo importa el mojo.

Nº20: Esos que afirman que dormir es perder el tiempo son directamente gilipollas. Dormir es lo más. Y ya está.

Nº22: Tirar la piedra y esconder la mano es cosa de modernos y niñatos. Si tiras la piedra, la mano va detrás. Eso es así.

Nº23: Menos face y más book.

Nº24: Las personas que no saben estar solas son, en el fondo, niños malcriados. Cuanto más lejos, mejor.

Nº25: Hay que hacer cosas.

Nº26: Todo lo que no es señal es ruido. Huye de bocachanclas, papanatas y señoritas con déficit de photocall.

Nº27: Nunca deshagas la maleta del todo, así estará preparada para el próximo viaje. ¿Y qué es la vida, si no viajas?

Nº28: La impuntualidad no es falta de tiempo, es falta de respeto. Ser puntual no es negociable ni discutible. Se es y punto pelota.

Nº29: Hay que tomar decisiones.

Nº30: “Lo que das, te lo das. Lo que no das, te lo quitas“. Y es que las personas que realmente merecen la pena siempre suman.


Nos atamos a las cosas porque hay cosas que son importantes. Necesitamos sellar momentos, objetos, palabras, personas y botellas. Sellar, digo, en un ejercicio de taxidermia vital. Sellar esos momentos, guardarlos como Polaroids manoseadas en el cajón de un armario de roble gastado. Lo hacemos porque necesitamos razones para vivir. Necesitamos recordarlas, verlas, tocarlas. Para eso -exactamente para eso- están las reglas.


Nº31: Guardar la vajilla “buena” para hipotéticas visitas no puede ser más paleto. La vajilla buena para la cena de los lunes, eso es clase.

Nº32: Nunca pidas un favor dos veces. Las personas que merecen la pena solo necesitan oírlo una vez.

Nº33: ‘The best or nothing’ el fantástico eslogan de Mercedes, ha de ser aplicable a cada rincón de tu vida. Lo mejor o nada.

Nº34: Tonterías, las justas.

Nº35: En realidad, no hay ninguna maldita prisa.

Nº36: Hay que mojarse.

Nº37: ”Para llegar donde no sabes has de ir por donde no sabes”. O sea, si dudas vas bien.

Nº38: Pocas cosas tan aburridas como alguien en posesión de LA verdad. Cuanto más lejos, mejor.

Nº40: “Es muy difícil ser feliz sin hacer el ridículo”. O sea, mojigatos y moñas segunda puerta a la izquierda.

Nº41: Los caprichos están para satisfacerlos.

Nº42: La regla básica. El único mandamiento: no ser un plasta.

Nº43: Decir que vas a hacer algo y no hacerlo. Sólo mereces una cosa: MORIR.

Nº44: “Lo importante es participar“… ¿vosotros también escucháis las risas?

Nº45: Diego Della Valle es el último gentleman y aquí amamos su actitud y su filosofía. Es sencilla. Su regla de las tres D: “Dignidad. Deber. Diversión“.

metropolitan
Hacer listas -hacerlas bien- requiere criterio, reflexión y una infinita disposición a lo intrascendente. Sigamos con ellas:

Nº46: Se escribe como se vive. Y es que, si no vives. ¿De qué vas a escribir?

Nº47: No reason to stay is a good reason to go.

Nº48: La nostalgia es el refugio de los cursis. “Cualquier tiempo pasado…” qué más dará como fue. Lo mejor, mañana. Siempre.

Nº49: La vida será disoluta o no será.

Nº50: Hay que tener un plan B. Siempre.

Nº51: Hay que escribir bien.

Nº52: Sin dramas mejor, gracias. Guardad la intensidad para la alcoba o para Nike Plus pero bien lejos de la sala de estar, por favor.

Nº53: Hay que creer.

Nº54: “No te olvides de que los mayores placeres de la vida si quieres vivir durante mucho tiempo son comer, joder y caminar“, CJC

Nº55: “Evertything in moderation, including moderation“, Julia Child.

Nº56: Las ideas son como el pescado. Demasiado tiempo sin airear y terminan oliendo mal.

Nº57: Si no lo sabes, pregunta. Esta regla es aplicable a absolutamente todas las facetas de tu vida. Sin descanso, pregunta.

Nº58: ”La edad es algo que no importa, a menos que usted sea un queso” Luis Buñuel.

Nº59: No viajas para “cambiar de aires“, viajas para cambiar tu vida. Recuérdalo en tu próximo viaje.

Nº60: “Go and make interesting mistakes, make amazing mistakes, make glorious and fantastic mistakes. Break rules. Leave the world more interesting for your being here. Make. Good. Art.” Neil Gaiman.

Andre-Khon

Yo no sé si es culpa de aquellos años de Kyokushinkai, de eso que afirma sin titubeos mi madre (“Tú no eres mi hijo, te cambiaron en la cuna por un fulano del cantón de Schaffhausen) o de Anabel. La cuestión es que no puedo de dejar de hacer listas sobre todo. Hoy mismo, sin ir más lejos, los tres mejores platos de Canalla Bistró o las cinco mejores secuencias de El Padrino. Listas, reglas y códigos.
También tienen un poco de culpa Miyamoto Musashi (el samurai más importante del Japón Feudal) su tratado El libro de los cinco anillos y especialmente el Código Bushidō, la ley escrita que regía la vida de estos honorables guerreros. Y es tremendamente interesante porque a diferencia de otros códigos militares (al fin y al cabo es lo que era) el Bushidō reglaba cada segundo de sus vidas: relaciones, formación, filosofía, patriotismo o muerte. En esta casa -qué os voy a contar- somos un pelín más dados a la bonhomía y la vida disoluta. Pero eso sí, a rajatabla. Sigamos con las Reglas:

Regla Nº 61: La vida es un 10% lo que haces y un 90 % cómo te lo tomas, Irving Berlin.

Regla N°62: “Don’t be defeatist dear, it’s terribly middle class” Lady Violet Crawley.

Regla Nº 63: ¿Eres un niño? No. Pues no vistas como un niño.

Regla Nº 64: Los que dicen eso de “Para saltarse las reglas, hay que conocerlas” normalmente no las conocen. Tienes que conocer las reglas.

Regla Nº 65: En la mesa no se habla de trabajo. Punto.

Regla Nº 66: No amenaces con largarte de un sitio (Twitter, su casa o una reunión). Lárgate o quédate, pero no seas un bocachancla.

Regla Nº 67: La precaución es virtud de alcaldes, Cromwell.

Regla Nº 68: “De perdidos al río” como actitud vital.

Regla Nº 69: “La vida debe ser una continua educación”, Gustave Flaubert.

Regla Nº 70: “Todo llega”… Y un cojón de pato. Has de ir, buscarlo y pagar la cuenta. Las cosas no llegan solas, querida.

Regla Nº 71: Hacer las cosas bien o hacer las cosas mal. No hay más.

Regla Nº 72: La fidelidad (a una mujer, a un amigo, a una idea) es innegociable. Porque el final de ese camino es traicionarte a ti mismo

Regla Nº 73: Céntrate en una cosa, una cosa sólo. Una cosa bien hecha.

Regla Nº 74: Vivir es ir perdiendo cosas. Así que no te ates mucho a ellas.

Regla Nº 75:  “Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar”, Mark Twain.

!PATE F178-179

Tengo una norma. Bueno, en realidad tengo cientos -miles- de normas. Pero una es sagrada: ver la trilogía de El Padrino cada mes. Siempre acompañado de un vino mágico (la última vez -quizás la mejor- con un Georges Laval inolvidable) siempre con los ojos de un niño, siempre temblando de emoción (de verdad) ante el primer fotograma, siempre con miedo ante lo inevitable; con ternura ante Fredo y silencio ante Brando. Siempre con respeto, inocencia y sumisión.
Hoy he recordado la conversación del fotograma de ahí arriba (una de mis escenas imprescindibles). El padre y el hijo. La familia. Los tomates. La tierra. La piel. El compromiso. La verdad: “I never wanted this for you. I work my whole life – I don’t apologize – to take care of my family, and I refused to be a fool, dancing on the string held by all those bigshots. I don’t apologize. That’s my life“.

Vamos con las Reglas:

Regla Nº 76: Todo lo que viene antes del “pero” no importa.

Regla Nº 77: Sin excusas, por favor.

Regla Nº 78: “El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va”, Antoine de Saint-Exupéry.

Regla Nº 79: Si algo nos importa de verdad, tendremos que defenderlo. ¿No? (Muñoz-Molina)

Regla Nº 80: “La vida es mucho más interesante cuando haces un pequeño esfuerzo”, Ai Weiwei.

Regla Nº 81: Dos cosas te definen. Tu paciencia cuando no tienes nada y tu actitud cuando lo tienes todo.

Regla Nº 82: Cosas fáciles.

Regla Nº 83: Travel is the only thing you buy that makes you richer.

Regla Nº 84: Confía en todo el mundo, pero corta siempre la baraja.

Regla Nº 85: Cuando pidas perdón, di “perdón”. Ni más. Ni menos.

Regla Nº 86: “Integrity is the essence of everything successful”, Buckminster Fuller.

Regla Nº 87: Una casa sin libros no es sexy. Una mujer tampoco. Evidentemente.

Regla Nº 88: Hazlo mejor.

Regla Nº 89: “Planning is everything and the plan is nothing”, Dwight D. Eisenhower.

Regla Nº 90: La respuesta es: ahora.



(Texto recopilado de artículos de Jesus Terres)
Publica un comentari a l'entrada